3 Tipos de Liposucción y sus beneficios.

Oct 17, 2023

La liposucción es un procedimiento quirúrgico que se utiliza para eliminar la grasa localizada en áreas específicas del cuerpo. Es una de las cirugías estéticas más populares en el mundo, y en Lima, Perú, no es la excepción.

En este artículo, hablaremos sobre los diferentes tipos de liposucción, los precios en Lima, Perú, los consejos para encontrar un buen cirujano plástico y la importancia de usar prendas compresivas postoperatorias.

Tipos de liposucción

Existen diferentes tipos de liposucción, cada uno con sus propias ventajas y desventajas. Los tipos más comunes de liposucción en Lima, Perú, son:

  • Tradicional: Este es el tipo de liposucción más común. Se utiliza una cánula conectada a una máquina de succión para extraer la grasa.
  • Asistida por ultrasonido: Este tipo de liposucción utiliza ondas ultrasónicas para romper la grasa antes de extraerla. Esto puede ayudar a obtener resultados más uniformes y reducir el riesgo de complicaciones.
  • Asistida por láser: Este tipo de liposucción utiliza un láser para derretir la grasa antes de extraerla. Esto puede ayudar a obtener resultados más precisos y reducir el tiempo de recuperación.

Precios en Lima, Perú

Los precios de la liposucción en Lima, Perú, varían según el tipo de liposucción, la zona del cuerpo a tratar y la experiencia del cirujano plástico. En general, los precios se encuentran entre los 5,000 y los 25,000 soles.

Consejos para encontrar un buen cirujano plástico

Antes de someterse a una liposucción, es importante encontrar un buen cirujano plástico. Aquí hay algunos consejos para ayudarte:

  • Pide recomendaciones a amigos, familiares o médicos.
  • Investiga en línea para encontrar cirujanos plásticos con buena reputación.
  • Solicita una consulta para conocer al cirujano plástico y discutir tus expectativas.

Beneficios de usar una faja después de una liposucción

El uso de una faja después de una liposucción ofrece varios beneficios que favorecen la recuperación y optimizan los resultados de la intervención. Entre las principales ventajas se encuentran:

Reducción de la inflamación: La compresión que ejerce la faja ayuda a disminuir la hinchazón y la acumulación de líquidos en la zona tratada, lo que facilita la reabsorción y reduce el tiempo de recuperación.

Control del dolor: La presión de la faja sobre los tejidos ayuda a aliviar el dolor y la sensibilidad postoperatoria, proporcionando una sensación de confort y seguridad.

Mejora de la cicatrización: La faja mantiene la piel en contacto con el tejido subyacente, lo que favorece la cicatrización y reduce la formación de queloides.

Soporte y moldeamiento: La faja proporciona soporte a los tejidos durante la fase de recuperación, ayudando a moldear la nueva silueta y a obtener un resultado más estético.

Disminución de riesgos: La faja ayuda a prevenir la formación de seromas y hematomas, así como la flacidez de la piel.

Mejora de la postura: La faja ayuda a mantener una postura correcta, lo que reduce la tensión en la espalda y facilita la movilidad.

Recuperación más rápida: El uso de la faja puede ayudar a acortar el tiempo de recuperación y permitir al paciente reanudar sus actividades cotidianas con mayor rapidez.

Las mejores fajas las encuentras en SASH.

Recomendaciones:

  • Elegir la talla y el tipo de faja adecuada según las recomendaciones del cirujano.
  • Usar la faja durante el tiempo recomendado por el médico, generalmente entre 4 y 6 semanas.
  • Ajustar la faja de manera que la compresión sea firme pero no incómoda.
  • Retirar la faja para realizar la higiene personal y dormir.
  • Consultar con el médico en caso de presentar molestias o dudas.

En conclusión, el uso de una faja después de una liposucción es una herramienta útil que puede contribuir a una recuperación más rápida, segura y confortable, optimizando los resultados de la intervención.